El Plan

Posted on Actualizado enn

Acaban de dar las diez de la noche, y sentado en un taburete giratorio en la barra de MacDevitt’s apuro la pinta que pedí hace ya quince minutos. He llegado pronto y la tensión me está matando. Miro alrededor buscando respuestas y fijo mi vista en una vieja diana de dardos. Hace mucho tiempo, cuando la vida consistía en disfrutar más que en sufrir me pasaba horas tirando dardos con mis amigos. Hace mucho tiempo que mi cabeza no se despeja pasando un buen rato. Maldita sea, ¡cómo desearía quitarme esta losa de preocupación! Ahora no se vive, se sobrevive si tienes fortuna. En fin, en unos minutos veremos si continuo sobreviviendo. O no.

Mientras le doy vueltas a estos asuntos tan alentadores observo a mi amigo Larry a través de las ventanas de la taberna. ¿Larry aquí? ¿No estaba escondido en Londres? Hacía meses que no veía a Larry en persona, sólo me comunicaba con él a través de notas y cartas que correos de la resistencia recogen en puntos seguros. Al verle entrar me debato entre relajarme por ver una cara amiga o en aumentar mi preocupación por si lo que pasa es que UKCAF va a matar varios pájaros de un tiro. Larry me ve, pero no me dice palabra. Le pide un té al tabernero —sonrío internamente al reconocer el gusto que le ha cogido Larry a esta tradición inglesa— y girando la cabeza veo que se dirige a una mesa del fondo. Si no me ha dicho nada por algo será, así que decido esperar en la barra sin llamar la atención. Ya sólo falta mi amigo misterioso, el señor Yasin Farrokh. Estoy impaciente por saber si realmente quiere ayudar a la resistencia o si por el contrario Larry y yo “dormiremos” bajo tierra esta noche. Giro mi cabeza de nuevo para fijar mi mirada en las ventanas, esperando la llegada del indio. Me percato de que acaba de empezar a llover. Además se ha levantado un fuerte vendaval que azota el farol que hay colgado a la entrada, en el exterior del local. Las paredes de MacDevitt’s son duras, porque no se oye el repiqueteo de la lluvia ni el soplido del viento, sin embargo el movimiento del farol a través de los cristales es hipnótico. Se menea de lado a lado con furia y su luz hace que las gotas de lluvia que le pasan cerca parezcan balas trazadoras en medio de una cruenta batalla nocturna.

En ese momento oigo abrirse la puerta del baño. Giro mi cabeza de nuevo y observo a un pelirrojo de aire espigado pero con una pronunciada panza, frondosa barba y larga coleta lacia salir de él. Me vienen a la cabeza las ingentes cantidades de irlandeses borrachos que malviven como mano de obra barata en las ciudades de Reino Unido. Irlanda no salió muy bien parada con el ascenso de UKCAF y su anexión fue de todo menos pacífica. Pero bueno, eso es otra historia y si sobrevivo algún día la contaré. Por un momento el “irlandés” se me queda mirando, aunque rápidamente gira hacia su derecha y se dirige a la mesa en la que está Larry disfrutando de su té. Es la típica mesa de pub. La flanquean una pared y dos asientos de madera. Larry está en uno y el “irlandés” se sienta en el otro sin mediar palabra. Se quedan frente a frente, y con el “irlandés” dándome la espalda veo como Larry le mira profundamente a los ojos. Parece que se conocen, pero siguen sin hablar. Y yo sigo sin tener ni idea de quien es este pelirrojo extraño.

De repente oigo la lluvia golpear fuerte, y un sonido metálico que bien puede ser el farol meneándose. Es evidente que alguien ha abierto la puerta de la calle, así que ya cansado de utilizar mi cuello uso el taburete giratorio describiendo un arco para posicionarme mirando a la entrada. La puerta se cierra con un gran estruendo por culpa del viento y el ambiente vuelve a ser el del típico murmullo tabernario. El hombre que ha entrado lleva una gabardina y un sombrero empapados. Debajo de la gabardina se aprecia una bandolera. El tipo mira al suelo y mientras se acerca a la barra hace ademán de coger su sombrero. Cuando llega a mi altura se lo quita, lo agita y me mira. Es Yasin.

¡Camarero! Pónganos una pinta a mí y otra a mi amigo, que veo que ya está apurando. Hola Parker —me dice en un inglés sin el más mínimo acento indio mientras el camarero tira la cerveza—. Y si no le importa llévenoslas a la mesa del fondo, en la que se encuentran nuestros amigos. Veo que uno está tomando té, así que póngale al pelirrojo una buena pinta tostada —el camarero asiente indiferente—. Sin más Yasin me invita con la mano a dirigirme a la mesa del fondo. Yasin cuelga su gabardina y su sombrero en una percha pero no se separa de su bandolera. Nos sentamos, yo al lado de Larry y Yasin al lado del pelirrojo. La cara del “irlandés” me resulta familiar de cerca, pero no me acaba de quedar claro quién puede ser.
separadores de texto5

Yasin: Caballeros, no tenía la certeza de que fueran a acudir a mi reclamo. Pero su presencia aquí confirma que son de fiar. Tengan en cuenta que esto es igual de peligroso para ustedes que para mí así que sería mejor que confiáramos los unos en los otros si queremos que este plan tenga una mínima posibilidad. ¿Están de acuerdo? —Todos asentimos bruscamente con la cabeza—.

Bien. Entonces pasaré a explicarles quién soy y por qué les he contactado. Mi nombre real es irrelevante, así que para ustedes soy Yasin Farrokh. Sin embargo he de decirles que no soy ningún inversor indio y que esa historia sobre India que le he contado hace unas horas, señor Peters, es mayormente una patraña. En realidad soy un espía de los EEUU desde antes del alzamiento de UKCAF. No es cuestión de aburrirles, pero gracias a mis contactos en el gobierno pre-UKCAF y a las informaciones de inteligencia que me proporciona la CIA he conseguido infiltrarme como agente doble en las UKeyes desde hace más de siete meses. Probablemente no han oído nunca ese nombre, pero les conocen bien. Son la agencia de inteligencia de UKCAF, y su función es la de perseguirles a ustedes, la disidencia.

Les he contactado porque la misión que me encomienda mi gobierno es intentar romper el bloqueo y liberar al pueblo de la tiranía de la UKCAF. Y quizás esta sea la mejor oportunidad que tengamos en años. El problema es que las oportunidades no siempre se presentan en el mejor momento. No llevo demasiado tiempo en UKeyes para tener acceso a todo lo que desearía, pero si dejamos pasar esto puede que la siguiente oportunidad no exista. Como antes le he dicho, señor Peters, lo que le he contado hace horas es mayormente una patraña. Mayormente, porque ni soy indio, ni hay nanociudades en India, ni nada por el estilo, pero la idea de construir NanoManchester es real. Se pretende implantar tal como le conté en la entrevista, pero todo está encaminado a tener un control mucho mayor de la población. Aunque supongo que ya sospechaba todo eso. Hasta aquí todos ustedes tienen la misma información. ¿Alguna pregunta? ¿No? Está bien, continuaré.

Reino Unido tiene una cantidad ingente de radares que detectan cualquier aproximación por mar o aire. La costa está fortificada con posiciones defensivas fuertemente armadas y las aguas están minadas excepto en corredores de seguridad fuertemente vigilados. Esto le ha permitido a UKCAF mantenerse aislada del exterior, sin posibilidad de ser invadida. En caso de intentarlo se causaría un conflicto que podría durar de años a décadas, y a nadie le interesa eso. Por tanto desde la agencia DARPA del Departamento de Defensa hemos venido desarrollando la nanotecnología durante los últimos nueve años, con el objetivo primario de liberar a Reino Unido de la tiranía —En ese momento el pelirrojo interrumpe—.

“Irlandés”: ¿Desde cuando a EEUU le ha importado la tiranía? EEUU siempre se ha movido por sus intereses, y esta vez no es menos. Controlar Reino Unido es una perita en dulce que no pueden dejar pasar. ¿Verdad?

Yasin: Puede que tenga usted razón, pero si ha acudido a la cita es que no quiere pasarse el resto de su vida en la clandestinidad y cree que más vale malo conocido que bueno por conocer. Además, si duda de con quién está hablando le diré, y esto no lo saben ni lo sabrán nunca mis superiores, que algunas de sus filtraciones más célebres llegaron desde mi persona. Sí, señor Assange, algunos somos corderos con piel de lobo —Mi cara de asombro no puede ser mayor al descubrir quién es el pelirrojo y por qué me resultaba familiar. Estoy en frente de Julian Assange, fundador de WikiLeaks, quien se fugó de la Embajada de Ecuador en Londres días antes de que todo empezase a irse al garete y del que nadie ha tenido noticia desde entonces. UKCAF ha creado una leyenda negra alrededor suya, acusándole de trabajar en la sombra con la disidencia, y poniendo un alto precio a su cabeza—.

Larry: Vaya Parker, veo que te acabas de dar cuenta de quién es este pelirrojo teñido. Tu cara de asombro es muy elocuente. Aquí el amigo Assange habló bastante mal de Google en su día. Tenemos viejas rencillas, pero nada serio cuando se trata de hacer frente común contra UKCAF, ¿verdad Julian?

Julian: Verdad Larry, verdad. En fin, acabemos con esto cuanto antes. Por favor Yasin, continua.

Yasin: En fin, EEUU está preparando una flota equipada con nanotecnología, capaz de neutralizar las minas costeras sin ser detectados por el radar. Sin embargo si la flota avanzase hacia la costa sería perfectamente detectable y eso daría tiempo suficiente a UKCAF para armar las posiciones defensivas propiciando el conflicto armado con una previsión muy considerable de bajas y con la posibilidad de alargarse mucho en el tiempo. Como ya he dicho antes, eso no nos interesa. Durante mi trabajo en la inteligencia de UKeyes he ido filtrando información sobre nanotecnología y su gestión de forma interesada, haciéndola pasar por investigaciones de una empresa, que como tantas otras UKCAF desmanteló y nacionalizó para servir a sus intereses. Evidentemente la idea de estas filtraciones es dar a UKCAF las bases de la nanotecnología y las herramientas de gestión que usa EEUU, pero incluyendo vulnerabilidades en esas herramientas de gestión, lo que permitirá un futuro ataque de día cero mediante un gusano informático. Es evidente que UKCAF no sospecha nada de esto y es crucial que no lo haga si queremos que el plan salga bien.

El problema es que nuestras estimaciones han sido fallidas, y los científicos de UKCAF han probado ser más resolutivos de lo esperado avanzando tanto en el desarrollo de aplicaciones para NanoManchester que debería estar funcional para el año que viene. Si queremos introducir este gusano debería ser ahora. La CIA maneja bastante información fiable sobre la resistencia y sabe de sus andanzas, señores. Por todo ello les cree adecuados para activar este plan, que nuestros analistas consideran que tiene una posibilidad de éxito del 60%. ¿Están dispuestos? —Me había mantenido callado desde que me senté a la mesa así que rápidamente tomo la palabra antes de que nadie proteste—.

Parker: Hemos acudido a esta cita porque estamos cansados de vivir una vida que coarta nuestras pasiones. Ha pasado demasiado tiempo desde que UKCAF domina todo. Y estamos hastiados de desayunar con mentiras cada día. Si esta es la oportunidad de cambiar las cosas no vamos a dejarla pasar. Aunque nos cueste la vida. —Julian y Larry asienten sin decir nada más. No es que mis frases les hayan convencido. Es que realmente piensan lo mismo—.

Yasin: Bien. Entonces les expondré las líneas generales del plan. Larry trabajó para nosotros en el pasado en el proyecto Stuxnet. Si no les suena de nada les diré que Stuxnet fue un gusano informático que atacó las centrales nucleares de Irán impidiendo su correcto funcionamiento. Lo que no sabe la gente es que fue desarrollado por la misma agencia DARPA en colaboración con varias mentes brillantes, una de ellas la de Larry. Él les explicará más.

Larry: Empezaré por lo básico: Stuxnet fue un gusano informático. Un gusano se diferencia de un virus tradicional en su capacidad de replicarse e infectar computadoras sin intervención humana, haciendo uso de las redes que las conectan. Los gusanos viven como procesos en la memoria RAM de los sistemas y sus funciones pueden ser variadas: desde colapsar la red en la que se ha propagado, pasando por minar el sistema operativo infectado haciéndolo ingobernable, hasta espiar. A grandes rasgos, Stuxnet se creó como un gusano informático ultrasofisticado que podía permanecer en modo latente en las computadoras infectadas hasta que decidiese que era el momento de cumplir sus objetivos. Estos eran espiar y reprogramar sistemas industriales enemigos ocultando esos mismos cambios, haciendo así que los administradores de los sistemas infectados no sospechasen nada hasta que el descalabro era evidente. Infectar sistemas enemigos requiere conocerlos, y por tanto la programación del gusano ha de ser muy específica. El objetivo elegido fueron las centrales nucleares de Irán con la idea de sabotear los procesos de enriquecimiento de uranio, ya que se sospechaba que pretendían desarrollar armas nucleares. A tenor de los resultados fue todo un éxito.

Sin embargo en todas estas historias siempre hay una pega. Las centrales nucleares iranís como centros de alta seguridad que son, tienen su red interna de computadoras críticas aislada del mundo exterior. Puede sonar peliculero, pero mi información es que un espía de EEUU que trabajaba en una de las centrales iranís introdujo Stuxnet con el simple hecho de conectar una memoria USB en uno de los ordenadores de la red crítica. A partir de ahí todo fue rodado.

Yasin: Efectivamente. La información que les ha dado el señor Page es la correcta y nuestra idea es similar: introducir un gusano en el primer nodo de la red de nanociudades de Reino Unido con la idea de tomar el control de toda la nanotecnología y poder usarla así en contra de UKCAF. Como bien saben ese nodo está siendo desarrollado aquí, en Manchester. Una pega es que Némesis, como hemos bautizado a nuestro gusano, debe permanecer en estado latente una vez introducido en el sistema tal como hizo Stuxnet en su día. Stuxnet no entró en acción hasta que comprobó que la cantidad de uranio que se estaba enriqueciendo era el tope de producción. Pues bien, Némesis no actuará hasta que la red de nanociudades sea lo suficientemente extensa como para dar un golpe global, y eso puede tomar años. La otra pega es que alguien ha de introducir a Némesis en el sistema, y el único con conocimientos adecuados para ello es el señor Page. Porque señor Page, si bien su información era correcta, no era del todo completa. Introducir el gusano es algo más que insertar una memoria USB en un ordenador de la red crítica. Requerimos de conocimientos importantes en programación y usted es el hombre indicado, ya que participó en el desarrollo de Stuxnet.

—La cara de Larry se torna pálida, pero asiente sabiendo que no hay otra opción. Yasin saca un tablet y un pequeño sobre de su bandolera y entrega ambos a Larry—. No quiero aburrir a los presentes con jerga técnica de más. Aquí tiene todo lo necesario para cumplir su parte del plan. 

En cuanto a usted señor Peters —me dirige la mirada—, va a usar al señor Assange de señuelo para atraer al jefe de seguridad del complejo que alberga node01, donde se ubica la sala de control del futuro NanoManchester. Este jefe de seguridad es un viejo conocido suyo, que mediante tácticas sucias, peloteo y pisoteo variado a ascendido desde jefe de policía del barrio de Chelsea en Londres hasta su puesto actual. Estoy seguro de que guarda un grato recuerdo del jefe Harrelson —Yasin esboza una sonrisa de satisfacción. Disfruta demostrando que sabe todo sobre nosotros—. Concretando: nos aprovecharemos de la recompensa que hay sobre la cabeza de Julian y de la desmedida ambición del señor Harrelson para que usted le proponga un trato: mediante unas fotografías demostrará al jefe que ha encontrado a Julian Assange y le dirá que se lo entregará bajo dos condiciones: la primera es que lo debe apresar el mismo Harrelson. Y la segunda es que nadie más debe enterarse mientras lo hagan. Le explicará que esto debe ser así porque desea hacer un reportaje que le dejará como héroe nacional, y que además le convertirá a usted, señor Peters, en el mejor periodista del UK News Center. En resumen, le venderá al jefe Harrelson la historia de que los dos van a salir ganando mucho con este trato. Evidentemente lo único que queremos es usar al jefe Harrelson para obtener acceso a las computadores del node01.

—En este momento Yasin saca dos sobres más de su bandolera y nos da uno a Julian y otro a mí—. En estos sobres tienen toda la información detallada para llevar a cabo el plan. Por favor, no hablen entre ustedes y váyanse a descansar a sus respectivas moradas. Antes de dormir lean las instrucciones de sus sobres atentamente. Mañana les espera un gran día. Si no tienen ninguna pregunta debería irme. ¿Nada? Bien. Ha sido un placer señores. Si nos volvemos a ver será dentro de bastante tiempo, y porque el plan ha funcionado. Si no… que dios nos ampare. Buenas noches y buena suerte.
separadores de texto5
Yasin se levanta y se dirige a la percha donde recoge su gabardina y su sombrero. De camino a la entrada le da una indicación al camarero con la mano, abre la puerta y volvemos a oír la lluvia y el vendaval. Esta vez Yasin tiene cuidado de evitar el portazo y cierra con delicadeza, desapareciendo tras la luz del farol que sigue tambaleándose.

Nadie abre la boca. Todos somos conscientes de que mañana será probablemente el día más importante de nuestras vidas. De repente el camarero se dirige en voz alta a todo el bar: —¡Vamos a cerrar! Vayan recogiendo por favor—. Hacemos caso y sin mediar palabra salimos de MacDevitt’s. Una vez fuera bajo la intensa lluvia y el incódomo vendaval nos despedimos con unos leves movimientos de cabeza. Enfilo la calle que me llevará a mi hotel perdiendo a Larry y a Julian de vista y hundo la cara en mi abrigo. Esta noche el frío corta, pero el miedo corta más profundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s